18 de diciembre de 2016

Método R.S.S. + (Creatividad u Observación) = Éxito

¿Sabes lo que es el método de análisis R.S.S.?

Pues algo tan simple como aplicar tres filtros muy sencilos como son el realismo, el sentido común y la simplicidad. 

¿Parece fácil verdad?

Pues son tres parámetros que suelen fallar en la toma de decisiones y que suelen hacer que un proyecto se venga abajo.

Vamos a entender como podemos aplicar ésto en la puesta en marcha o reestructuración de negocios hosteleros.


Es muy habitual en el sector retail y hostelero encontrar proyectos disparatados que nada más verlos se nota que hacen aguas por todos los lados. Pequeños emprendedores que agobiados por no tener una salida profesional deciden lanzarse al mundo del emprendimiento y tratando de buscar una salida encuentran la ruina.

Alguna vez oímos comentar a la gente -¿como se les ha ocurrido montar esto aquí?- ó -menuda idea más absurda, cualquiera se da cuenta que no tendrán volumen suficiente y tendrán que cerrar
Y normalmente suelen acertar y al poco tiempo nos encontramos el negocio, comercio ó bar cerrado.


¿Pero cuales son los factores que llevan a producir esta situación una y otra vez? 
Normalmente son una concatenación de errores, estupideces, falta de experiencia y un largo etc.


Creo que a la hora de afrontar un proyecto hay que aplicar tres filtros que parecen muy importantes, incluso diría que parecen evidentes, pero que son los parámetros que faltan en la mayoría de estos casos fallidos. Se trata del realismo, el sentido común y la simplificación. Por ello suelo denominarlo "Método RSS"  con la finalidad de que sea recordado fácilmente. Además estos tres parámetros son una guia que uso a la hora de resolver problemas, afrontar situaciones de crisis y en definitiva cualquier proceso profesional.


Realismo.  "Manolete si no sabes torear pa que te metes"

Debemos analizarnos como profesionales y debemos analizar el modelo de negocio que estamos proyectando. Con honestidad tenemos que ser capaces de ver hasta donde podemos llegar y si realmente disponemos de las características adecuadas para llevarlo a éxito.


Sentido común. "No intentes vender hielo a los esquimales"

Antes de cualquier estudio de mercado o geomarketing debemos aplicar el sentido común para analizar distintos parámetros que afectarán a nuestro negocio como el entorno, la situación del sector ó las posibilidades financieras del proyecto. Hay cosas que son imposibles y tenemos que ser capaces de detectarlas aplicando éste filtro.




Simplificación. "La distancia más corta entre dos puntos es la línea recta"


La experiencia me ha enseñado que aplicar la simplificación en la creación de proyectos es algo muy beneficioso para el desarrollo del mismo. Tratar de trazar un plan de operaciones complejo ó buscar estrategias de marketing reviradas puede dar al traste con el negocio y sobre todo puede hacer que la marcha del mismo se vuelva tediosa e ingobernable.


Una vez analizados estos tres parámetros y habiendo pasado nuestro proyecto por estos filtros podremos tener una visión algo más objetiva de lo que nos estamos planteando.


Y ahora vamos con la parte creativa y de generación de ideas. De todos es sabido que una buena idea puede ser el germen de un buen negocio, aunque no necesariamente. Todos sabemos que existe gente creativa e intuitiva que son capaces de diseñar estrategias existosas, pero si no lo eres aún hay un plan B.


Plan A - Creatividad e intuición

Las personas creativas ven caminos donde otros no ven absolutamente nada y son capaces de adelantarse a las decisiones que tomarán los demás, sabiendo analizar las necesidades del mercado y aportando soluciones únicas. Si eres de estas personas mi más sincera enhorabuena porque estás llamado a tener éxito.


Pero no todo el mundo es así, así que mi recomendación es aplicar la observación.


Plan B - Observación

La sabiduría es muy volatil, lo que aprendimos hace diez años no tiene prácticamente ninguna validez hoy en día. Lo importante es estar actualizado y observar el mercado.
Si no somos capaces de intuir por donde irán las tendencias ó no tenemos suficiente creatividad para poner en marcha ideas innovadoras lo que nos queda es observar y ver hacia donde se dirigen las tendencias del sector que hayamos elegido. Empápate de lo que te rodea, de cuales son las mejores prácticas de empresas del sector, acude a ferias, investiga y se analítico. De esta forma podrás elegir las acciones necesarias para que tu negocio esté en el camino correcto.



Por tanto recuerda: realismo, sentido común y simplicidad, además si puedes creatividad e intuición, pero si no puedes, observa el mercado y actúa.



Diego Ramos 
Consultor retail / horeca / franquicias