10 de abril de 2017

CHD Expert informa sobre las tendencias alimentarias en España




La compañía CHD Expert ha realizado una encuesta entre los consumidores españoles durante el mes de febrero para conocer cuales son las tendencias alimentarias y su influencia en el sector food service



Los regímenes alimentarios son cada vez más numerosos, variados y originales. Ya no solo tienen que ver con la pérdida de peso o las intolerancias sino también con el bienestar y la nutrición, e incluso con la cultura y la filosofía de vida.


El desarrollo de esas tendencias es diferente en cada país. Por ejemplo, la sin gluten es muy popular en Estados Unidos, Inglaterra e Italia, mientras que la bío, lo es en Alemania y Francia. 

¿Y en España? Vegetariana, vegana, sin lactosa, sin gluten... ¿cuál es la tendencia alimentaria más extendida? 

CHD Expert ha realizado una encuesta entre los consumidores españoles durante el mes de febrero de 2017.

Las tendencias alimentarias de los españoles

El régimen sin lactosa, (lactosa presente en los productos lácteos y también en ciertos preparados listos para consumir), es seguido por cerca del 14% de los consumidores españoles. - La lactosa es un azúcar formado por dos partes, glucosa y galactosa que constituye el principal carbohidrato que contiene la leche, siendo un 5% de su composición total. 


También aparece como el régimen más común en España, después del vegetariano (8%), el sin gluten (4,3%) y el vegano (2,8%).

¡Los españoles también se apuntan al verde! En efecto, aunque la mayor parte de los consumidores encuestados declara seguir el régimen sin lactosa, la tendencia vegetariana es la más seguida ocasional o regularmente en el restaurante o en casa, por casi 6 de cada 10 consumidores. 

Por tanto, la mayoría de ellos desearían ver platos sin gluten en los menús de los locales de restauración con servicio de mesa y en los de restauración de comida rápida. 

Hay muchos indicios que demuestran que los consumidores españoles están abiertos a estas nuevas formas de consumo, ya sea por causa de intolerencias o por convicción personal.

¿ Cómo influye esto en el Foodservice ?

Hoy en día, la restauración está obligada a adaptarse a la demanda de los consumidores y a tener en cuenta las nuevas tendencias. Esto se materializa en ajustes en el menú en los puntos de venta, o en la creación de nuevos conceptos de restauración exclusivamente dedicados a estos temas.


Esto a veces implica importantes limitaciones a nivel de organización (nuevos proveedores, productos, recetas, etc.), o de competencias (asimilación de nuevas normas, trazabilidad, etc). Por último, hay que saber diferenciar entre lo que es una moda pasajera y una tendencia consolidada.